jueves, 13 de octubre de 2016

En los balcones del sueño / Στου ονείρου τα μπαλκόνια… Yiorgos Seferis y Nikos Gatsos / Σεφέρης – Γκάτσος



Nikos Gatsos - Νίκος Γκάτσος 
Asea, Arcadia, Peloponeso  8. 12.1911- Atenas 12.5.1992
Yorgos Seferis - Γιώργος Σεφέρης 
Bourlá, Esmirna  29.2.1900 – Atenas 20.9.1971

La Canción de los viejos tiempos -Τραγούδι του παλιού καιρού, de Nikos Gatsos, es un homenaje de un poeta a otro y la expresión de una amistad, nacida, envuelta, alimentada y mantenida por la poesía.

Sin embargo, Seferis y Gatsos no eran amigos en el sentido más usual del término, pero su compenetración dentro del mundo poético, era absoluta y sin fisuras. A través de sus lecturas y de su adhesión al surrealismo, se estableció entre ellos un diálogo en el que, sin apenas palabras, casi todo estaba sobreentendido, y de ahí surgió, sin duda, el profundo afecto que Gatsos muestra, de forma bellísima, a través de sus balcones del sueño.

Nikos Gatsos escribió La canción de los viejos tiempos - Το τραγούδι του παλιού καιρού en 1961, con ocasión de su 30 cumpleaños coincidiendo con la edición de Στροφής, el primer poemario de Seferis, pero se publicó dos años después -25.9.1963-, en la revista Ταχυδρόμο, en una edición de homenaje a Seferis.
Ηλίας Ανδριόπουλος

Elías Andriópulos escribió la música para La Canción de los viejos tiempos y la incluyó en el disco titulado Argonautas, en 1998.

            La canción de los viejos tiempos 
            Το τραγούδι του παλιού καιρού

            Cambian los tiempos, pasan los años
            el río del mundo está turbio
            pero iré al balcón de los sueños
            para verte inclinado sobre la arena
            dibujando barcos y golondrinas

            El océano es amargo, nuestra tierra pequeña
            y el agua querida en las nubes
            la desnudez envuelve al ciprés
            la hierba quema en el silencio sus cenizas
            y el interminable cazador del sol

            pero llegas y excavas un manantial
            para el viejo náufrago del mar
            que se perdió, aunque su recuerdo permanece 
            en el brillante nácar de Amorgós
            y en los salados guijarros de Santorini
            y desde el rocío que se alzaba, he traído yo también
            las lágrimas de una granada
            para poder, en este cuaderno
            deletrear la pena del corazón,
            con el mito de primera estrella.

            Pero ahora que llega el Martes Santo
            y la Resurrección se acerca
            quiero que vayas a Mani y a Creta,
            en compañía, allí para siempre
            del lobo, del águila y de la serpiente.
            y cuando vea, en el secreto de tu frente
            con el suave murmullo del mar
            elevarse la estrella fugaz del tiempo pasado,
            revivirás la fuente que espera en tu roca.

• • •

No hay una respuesta literaria conocida de Seferis a Gatsos, pero treinta años después, otro poeta y compositor, Yiorgos Andreou - Γιώργος Ανδρέου, (Serres, Macedonia 1961) tomó el testigo y compuso un bellísimo poema, así como la música del mismo, en recuerdo de Gatsos, al que dedicó: Carta al Señor Nikos Gatsos - Γράμμα στον κύριο Νίκο Γκάτσο:


Γιώργος Ανδρέου

            Carta al Señor Nikos Gatsos. Yiorgos Andreu
            Γράμμα στον κύριο Νίκο Γκάτσο. Γιώργος Ανδρέου

            Aún se oye ulular el quebrado violín del mundo
            Amanece en los campos recién sembrados
            Los soldados bailan por las noches en tabernas vacías 
            Solitarios delfines en el mar, algo de agua en las cisternas
            Las islas viajan con el sol, nadie habla
            Todos esperan la primavera
            Pero ella pasa de largo.

            Todo, Señor Niko sigue aquí
            Como lo dejaste y como lo conocías
            Desde el tiempo del dolor
            Pero cuando te vea volver
            Traerás agua en el jarro dorado
            El agua amarga del olvido

            El fiel perro de Ítaca (1) llora a tus pies
            Y la buena, eterna Perséfone (2) te canta canciones
            La herida de fuego que te quemaba, parece que ya no sanará
            Del amargo sueño culpa al hermano Makrygiani (3)
            ¿Hasta cuando serán esclavizadas Creta y Mani?
            Sombrías madres de luto en la posada de Ulises.

- - -

1) Argos, el perro de Ulises, esperó su vuelta durante veinte años en su casa de Ítaka y murió poco después de la llegada del héroe.
2) Perséfone fue raptada por Hades. Su emotiva historia habla del dolor de su madre y la alegría de su vuelta.
3) Yánnis Makriyánnis -Ioánnis Triandafýllou, 1797-1864. Fue un héroe de la Guerra de Independencia Griega y político. Sus Memorias, que constituyen una fuente inapreciable de la historia de Grecia en la primera mitad del siglo XIX, se consideran asimismo como fundamento de la literatura griega en lengua popular. El propio Yorgos Seferis decía que sus Memorias, convirtieron a Makrigiannis, en el Maestro de la prosa griega moderna.
• • •


• • •


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada